Acrecentando las competencias múltiples dentro de la lectura literaria (I)

 Los profesores de literatura tratan de sacar el máximo provecho de los momentos dedicados a la lectura, que muchas veces se diluyen debido a las presiones escolares y administrativas de la institución en la que trabajan. Otros profesores sienten que la literatura no es su especialidad, ya que lo que les apasiona es la lengua y, por lo tanto, les es un poco más difícil plantear unas estrategias que sean efectivas para trasmitir la literatura.

En muchos casos, el gran aliado de los profesores suele ser el libro de texto, el cual proporciona las lecturas necesarias para diversificar el espectro que conocen los alumnos, quienes muchas veces realizan lecturas muy alejadas del contexto escolar o hay algunos que simplemente no leen. Sin embargo, el uso del libro de texto no logra la dinamización de la lectura literaria dentro del aula y sus posibilidades son muy limitadas, ya que se reducen a la dinámica de “pregunta-respuesta” o “lectura general-individualizada-pregunta-respuesta”, que es un tipo de estrategia tradicional dentro de las aulas chilenas de secundaria.

Dentro de la potencialización de las competencias y habilidades de los alumnos es necesario integrar la realidad de los educandos, su contexto y sus gustos para que así se establezca un puente entre aquello que es conocido por ellos y lo que hay que conocer. De la misma forma, es necesario un puente entre diversas realidades para dirigir habilidades que el alumno ya posee y desarrollar competencias que están dormidas. En este sentido, la lectura literaria es un gran aliado para desarrollar la imaginación, la socialización y la empatía, competencias necesarias para la vida cotidiana en un mundo sumergido en el avance de la tecnología digital, las redes sociales y la explotación del individualismo.

La lectura literaria no puede desligarse de la alfabetización, en el sentido que siempre estamos leyendo y conectados con el mundo escrito. No obstante, hace ya varias décadas que se ha cuestionado el término “alfabetización” en su acepción original, el cual finalmente ha sido desplazado, en la década de los 90, por el concepto de “literacy” o “literacidad” (en su concepción castellanizada). Posteriormente, y ante el avance de la tecnología digital, el término literacidad fue insuficiente y se planteó la necesidad de desarrollar diversas “alfabetizaciones” en los educandos. La literacidad se erige desde el ámbito social y apunta, dentro del ámbito pedagógico, a la compartición de las experiencias y de desarrollar las capacidades y el conocimiento en forma contextualizada, ya que lo que nos rodea siempre tiene un significado. A partir de esa idea, se relaciona la idea de las “literacies” o “alfabetizaciones” al desarrollo del pensamiento crítico, que es una de las competencias necesarias para enfrentar el siglo XXI.

La invitación es integrar la idea de las “literacies” a la lectura literaria para que de este modo puedan desarrollarse diversas competencias en nuestro alumno y que a su vez, se integren las experiencias personales de los sujetos dentro del aula y puedan establecer vínculos con los textos leídos, ya que los alumnos no son lectores implícitos de las obras que les presentamos. Una de las maneras de integrar el mundo del estudiante es a través de la literacidad digital que va muy de la mano de los productos multimodales, aspecto que es inherente dentro del desarrollo vital de nuestros estudiantes.

Uno de los problemas que cuenta el aula chilena es la escasa posibilidad que tienen los profesores de utilizar internet, sobre todo en aquellas aulas más descendidas en el nivel socio-económico. En esas instancias, los profesores deben realizar diversos esfuerzos para aproximar la literatura, recibiendo una tibia o nula respuesta por parte de sus alumnos. Sin embargo, es posible realizar una aproximación multimodal dentro del aula con escaso uso de internet a partir de la interacción de los estudiantes con los textos literarios desde diversas perspectivas.

La perspectiva que propongo en esta entrada  se relaciona con el marco o “framing” discutido y presentado por el grupo de investigación “New London Group” (1996) quienes propusieron desde las “multiliteracies” ampliar el espectro multimodal dentro del aula al integrar el espacio y las TIC como un evento social y significativo. Pero ¿qué tiene que ver eso con la literatura? Pues, que podemos aplicar el siguiente marco dentro de la creación de sentido con algún texto que debamos trabajar dentro del aula. Dicho marco es el siguiente:

Práctica situada (Situated practice): antes de leer el texto, basamos la actividad en los intereses, necesidades y conocimiento de los estudiantes. En este sentido, si conocemos a nuestros alumnos, podremos integrar, en una actividad motivadora, aquello que les interesa o proponerles una actividad que revele sus gustos y que nos ayude a discutirlas en grupo.

Instrucción abierta (Overt Instruction):  ya sabido los gustos e intereses de nuestros alumnos podemos integrarlos en una actividad de lectura que incluya los siguientes aspectos: discusión sobre el género de dicha lectura (término género en amplitud, podemos discutir desde el ámbito literario a aspectos temáticos relacionados), involucrar a los estudiantes con el uso digital; por ejemplo, podemos guiar el uso de dispositivos móviles o, de una proyección en la pizarra, plantear un trabajo que involucre ese uso. Si decidimos realizar una actividad, esta podrá ser programada en fases. Se podría decir que este punto es el que más apoyo necesita el docente y, por lo mismo, lo iremos desarrollando en entradas posteriores.

Marco crítico (Critical framing): Implica el análisis de los textos a partir de sus propósitos, por ejemplo, analizar una imagen, discutir la intencionalidad del texto, su(s) finalidad(es), público a que va dirigido, etc. y de qué forma estos textos reflejan dichos propósitos ( a través de la imagen, la letra, la metáfora, etc.) Este último punto, se logra muy bien en textos más visuales; por tanto, se podría realizar una comparativa entre un texto y una imagen alusiva, por ejemplo. Lo relevante en este punto es que desarrollemos el pensamiento crítico de nuestro alumno a través de la participación y evitando centrar la discusión en nuestras ideas personales; con esto queremos señalar que es importante escuchar al alumno y ayudar a que este desarrolle sus ideas.

Práctica transformada (Transformed practice): que se refiere a las conclusiones que podemos extraer de la lectura crítica y de cómo la relación entre los elementos multimodales presentados, dan una nueva interpretación que muchas veces deconstruye el texto o nuestras ideas preconcebidas sobre él. Por otra parte, también se puede establecer una discusión a partir de las nuevas creaciones que puedan surgir de la interpretación del texto y de cómo el alumno lo ha elaborado.

Este marco es muy interesante de aplicar cuando trabajamos con textos literarios a partir de imágenes u otras contextualizaciones como música alusiva al texto, documentales u otros recursos claramente multimodales.

Nuestra idea es desarrollar este marco a partir de diversas propuestas para la aproximación de la lectura literaria. Proponemos planificar una actividad de lectura utilizando este marco, ya que como los profesores tenemos poco tiempo para realizar actividades innovadoras, podríamos comenzar con una actividad pequeña. Creo que los estudiantes reaccionarán muy bien a la propuesta y el esfuerzo realizado, al planificar una actividad bajo estos términos, valdrá la pena.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Paideia en fracción mínima II

Un sitio para repensar la educación literaria de los clásicos grecolatinos

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Paideia en fracción mínima

Un espacio para repensar la educación literaria

fracción&mínima

Un espacio para viajes breves

Investigación y Docencia

Investigación y desarrollo pedagógico en Chile

El Alma en la Pluma Virtual

comentarios acerca de nuestra cotidianeidad...

La Fuerza de la Razón

Algunas ideas sobre Chile y el mundo

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: